viernes, 19 de julio de 2019

BIDI canalizado - Julio 2019

Si hay alguien interesado en leer algunas de las enseñanzas del Curso expresadas en un lenguaje diferente, puede sondear una canalización que he posteado en uno de mis blogs, donde se canaliza a Nisargadatta Maharaj (gurú hindú que vivió entre 1897 y 1981) y que expresa a su modo algunas de las ideas del Curso, como que se trata de cambiar de mentalidad y no de cambiar cosas en el mundo, el tema de que nosotros mismos hemos escrito nuestro guión en el sueño, algunos asuntos prácticos, etc.

El canalizador es Jean Luc Ayoun, de quien noté hace años que si bien sus múltiples entidades canalizadas son inspiradoras, hay algunas con más elementos de dualidad que otras, pero especialmente siempre ha habido una, llamada BIDI (Nisargadatta Maharaj canalizado), que resonaba profundamente con el mensaje de Un curso de milagros. Visto así, para quien le guste sondear las ideas pero expresadas en lenguajes distintos, las comunicaciones de BIDI pueden jugar un papel útil en el caso de algunos buscadores.

En esta ocasión he posteado la canalización de BIDI en este blog:

https://ondamistica.blogspot.com/2019/07/bidi-julio-2019-canalizacion.html

Tal como dice el Curso:

Este manual está dedicado a una enseñanza especial, y dirigido a aquellos maestros que enseñan una forma particular del curso universal. Existen muchas otras formas, todas con el mismo desenlace. Su propósito es simplemente ahorrar tiempo. (M.1.4.1-3)

BIDI bien pudiera ser otra de las maneras en que se está llevando a las conciencias el Curso Universal.

Saludos

viernes, 28 de junio de 2019

(T-14.VII.7) Matices en la traducción

Este párrafo del Texto aparece en la edición actual así (las mayúsculas de palabras del principio se refieren al Espíritu Santo):

Uniéndote a Su manera de ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Por tu cuenta no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que ninguna cosa que ves significa nada por sí sola. Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble, sino de la dulce fusión de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La única visión que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

Algunos puntos se podrían traducir de algún otro modo que reflejen mejor algunos matices para que resalten del mismo modo que en la versión original en inglés. Unas ligeras modificaciones en la traducción es lo que vamos a sugerir más abajo. La traducción actual es también válida porque refleja otros matices también válidos y complementarios. Primero comentemos un poco las partes que he señalado en negrita, que son las partes donde ocurren estos matices de traducción:

El párrafo en general se centra en nuestra necesidad de unirnos al Espíritu Santo, en vez de seguir tratando de percibir por nuestra cuenta, solos (apartados del Espíritu Santo), en cuyo caso estamos percibiendo con el ego y por lo tanto conservando la oscuridad en nuestra mente.

En la segunda frase, "Por tu cuenta" lo expresaremos como "Solo" (sin el Espíritu Santo), siguiendo exactamente lo que pone en inglés («alone»).

En la cuarta frase, de nuevo en inglés dice «alone», que aquí se tradujo como referido a ver las cosas solas o "por sí solas", aunque se refiere de nuevo al mensaje central de todo el párrafo: a que cuando uno ve cualquier cosa "solo" (cuando uno mira solo, apartado del Espíritu Santo), eso que ve no puede significar nada.

En la 7ª frase no se capta bien el significado del inglés «single vision», que se tradujo como «única visión», pero se refiere a la visión simple o unificada ("única", significando unitaria) que tenemos al mirar unidos al Espíritu Santo y así renunciando al modo de ver del ego. Esta «visión unificada» o «visión unitaria» o «visión simple» se contrapone a la «visión doble» mencionada en la frase 5. La visión doble se refiere a ver con el ego (podemos relacionar lo de doble de dos modos: o considerando que el ego lo ve todo de manera dual, al basarse en comparaciones y opuestos, o bien considerando que cuando escuchamos al ego, nuestra mente está dividida entre la mentalidad recta y la mentalidad errada, por lo que al tener dos sistemas de pensamiento distintos, el de oscuridad del ego y el de luz del Espíritu Santo firmemente separados uno del otro, la visión que proviene de esa duplicidad de sistemas de pensamiento es una visión doble, por eso vamos haciendo zig-zag entre la percepción errónea del ego y la percepción verdadera del Espíritu Santo. Si dejamos de mantener separados estos dos sistemas de pensamiento, la luz del Espíritu Santo disuelve la oscuridad del ego y entonces solamente brilla un solo sistema de pensamiento, por lo que la visión que surge de esa unidad (un solo sistema de pensamiento, el del perdón) es una visión simple, unitaria o unificada.

Ken Wapnick explica algunos de estos matices en su libro «El final de nuestra huida del Amor». 

Teniendo todo esto en cuenta, aquí tenemos una posible traducción alternativa:

Uniéndote a Él para ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Solo no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que todo lo que ves no significa nada solo. Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble, sino de la dulce fusión de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La visión unitaria que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

A continuación, repetimos la misma traducción añadiendo unos breves comentarios entre las frases de la cita, aludiendo a los temas que acabo de explicar más arriba:

Uniéndote a Él para ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Solo ((separado del Espíritu Santo)) no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que todo lo que ves no significa nada solo ((no significa nada estando solo, es decir, viendo por tu cuenta o separado del Espíritu Santo)). Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble ((visión dual, como hemos explicado más arriba, porque se mantienen dos sistemas de pensamiento irreconciliables entre sí, uno de luz —que reprimimos— y el otro de oscuridad, siendo además uno de ellos, el de oscuridad del ego, doble en otro sentido más: se basa en comparaciones y opuestos y refuerza la dualidad)), sino de la dulce fusión ((la expresión «gentle fusing» puede igualmente traducirse por otros sinónimos como «serena fusión», «amable fusión», «suave fusión», «agradable fusión», etc)) de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La visión unitaria ((unitaria porque procede de un solo sistema de pensamiento, el de luz/perdón, en vez de la visión doble que conservaba dos sistemas de pensamiento, uno de ellos reprimido)) que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

Finalmente, dejamos una copia de la cita original en inglés:

Joining with Him in seeing is the way in which you learn to share with Him the interpretation of perception that leads to knowledge. You cannot see alone. Sharing perception with Him Whom God has given you teaches you how to recognize what you see. It is the recognition that nothing you see means anything alone. Seeing with Him will show you that all meaning, including yours, comes not from double vision, but from the gentle fusing of everything into one meaning, one emotion and one purpose. God has one Purpose which He shares with you. The single vision which the Holy Spirit offers you will bring this oneness to your mind with clarity and brightness so intense you could not wish, for all the world, not to accept what God would have you have. Behold your will, accepting it as His, with all His Love as yours. All honor to you through Him, and through Him unto God. (T-14.VII.7)

☼☼☼

miércoles, 5 de junio de 2019

Relajación

Una manera de encontrar la relajación es simplemente usando nuestra mente, mediante la ecuanimidad. En este contexto, la ecuanimidad consiste en no dar a ninguna cosa más importancia que a cualquier otra, es decir, mirarlo todo como igualmente inocuo por ser igualmente ilusorio. Eso es lo que quiere decir el Curso cuando dice:

     Haz que este año sea diferente al hacer que todo sea lo mismo. (T.15.XI.10.11)

En el Libro de ejercicios el Curso procura estimularnos para entrenar nuestra ecuanimidad en un ámbito más concreto, por ejemplo con respecto a lo que vemos:

     Trata de seguir un ritmo tal, que el lento pasar de tu mirada de una cosa a otra sea a intervalos de tiempo bastante similares. (...) Lo que veas no importa. Te enseñas esto a medida que le prestas la misma atención y le dedicas el mismo tiempo a cualquier cosa sobre la que tu mirada se pose. Éste es uno de los pasos iniciales en el proceso de aprender a conferirles a todas las cosas el mismo valor. (L.12.2.3,5-7)

El Curso ofrece la misma idea con respecto a los pensamientos mundanos que lleguen a nuestra conciencia; todos son iguales, ninguno es más importante o más digno de nuestra atención que los otros (o que las cosas que vemos), pues todos ellos son ilusorios:

     No te detengas en ninguno en particular, sino trata de mantener un ritmo uniforme y calmado, sin ningún marcado interés por tu parte. (L.31.3.4)

Cuanta más conciencia vamos tomando de que en realidad no existe una jerarquía de ilusiones, más despierta nuestra ecuanimidad y se abre el camino a la relajante paz.

miércoles, 29 de mayo de 2019

David Hoffmeister sobre la causa y el efecto

En el siguiente vídeo, en 9 minutos David Hoffmeister toca un tema fundamental en Un curso de milagros, un tema cuya comprensión facilita el que mejoremos en nuestra práctica del perdón-no-dual, acelerando el proceso de despertar de la dualidad.

Link del vídeo en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=OY4bQmM91ZM

(Vídeo subtitulado en español; los subtítulos pueden activarse en el botón correspondiente si no están activados de antemano)

☼☼☼

martes, 14 de mayo de 2019

Unos recordatorios de Un curso de milagros

     Sí, la curación siempre tiene lugar. (M.6.1.1)

     El Espíritu Santo no actúa al azar, y toda curación que procede de Él es siempre eficaz. (T.7.V.5.1)

     La manera de reconocer a tu hermano es reconociendo al Espíritu Santo en él. (T.5.III.1.1)

     La manera de aceptar tu herencia es reconociendo la Majestad de Dios en tu hermano. (T.7.XI.5.4)

     La redención se te ha concedido para que se la des a tu hermano, y para que de esta manera la recibas. (T.19.IV.D.I.15.8)

     Su realidad es lo que es tu hermano, de la misma manera en que tu realidad es lo que es hermano suyo. (T.28.IV.3.5)

     La insensatez de la conquista resulta evidente desde la serena esfera que se encuentra por encima del campo de batalla. (T.23.IV.9.5)

     Este tranquilo centro, en el que no haces nada, permanecerá contigo, brindándote descanso en medio del ajetreo de cualquier actividad a la que se te envíe. (T.18.VII.8.3)

     Puedes hacer mucho en favor de tu propia curación y la de los demás si en situaciones en las que se requiere tu ayuda piensas de la siguiente manera: Estoy aquí únicamente para ser útil. Estoy aquí en representación de Aquel que me envió. No tengo que preocuparme por lo que debo decir ni por lo que debo hacer, pues Aquel que me envió me guiará. Me siento satisfecho de estar dondequiera que Él desee, porque sé que Él estará allí conmigo. Sanaré a medida que le permita enseñarme a sanar. (T.2.V.A.18)

     Un maestro de Dios es todo aquel que decide serlo. Sus atributos consisten únicamente en esto: de alguna manera y en algún lugar ha elegido deliberadamente no ver sus propios intereses como algo aparte de los intereses de los demás. (M.1.1.1-2)

     Ha visto los intereses de otro como si fuesen los suyos propios. (M.2.5.9)

     Es posible, incluso en el nivel de encuentro más fortuito, que dos personas pierdan de vista sus intereses separados aunque sólo sea por un instante. (M.3.2.6)

     Cada uno debe compartir una meta con alguien más para de ese modo perder todo sentido de intereses separados. (Psic.2.II.8.4)

     El espíritu está eternamente en estado de gracia. Tu realidad es únicamente espíritu. Por lo tanto, estás eternamente en estado de gracia. (T.1.III.5.4-6)

Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios.
(T.introd.2.2-4) (Pág. 1)

domingo, 12 de mayo de 2019

Enfoques espirituales: Vías directas e indirectas

Cuestión (tema surgido en un email):

Por cierto que Lao Tsé (o escritos atribuidos a él) comenta que para despertar hay que elegir entre dos métodos: deshacer el ego o potenciar la sabiduría del Tao (no con esas palabras pero algo así). Cuando yo leí esto pensé que UCDM se centra en ambos aspectos, como si no fueran incompatibles, pero Lao Tsé los muestra incompatibles. No sé si sobre esto tenéis algo que comentar.

Respuesta:

No tengo gran cosa que comentar. No sé con seguridad a qué se refiere "Lao-Tsé" con esos dos métodos. En el Curso desde luego que son compatibles el "deshacer el ego" (por ejemplo el perdón) con fortalecer digamos que el discernimiento, o "la sabiduría del Cielo" (el reflejo de ello a nuestro nivel, que significa tal vez fortalecer en nosotros el Recuerdo del Cielo, o sea el Espíritu Santo o Maestro interior).

Además hay que tener en cuenta que parece ser que lo que los taoístas llaman o llamaban TAO, no es el Cielo/Absoluto, sino la Falsa unidad (el Ego Global, que es majestuoso e incluye al Espíritu Santo). Una de las versiones de la Falsa unidad, versión muy asociada al taoísmo, incluye claramente en sí los opuestos, por lo que queda claro que no es el Absoluto al que se refieren los enfoques puramente no duales.

Me llega ahora otra intuición (me parece que debo haber conectado con el autor de esa declaración, o con algún amigo en común jejeje). Tal vez esa idea taoísta de elegir entre dos medios se refiere a que el conocimiento y la percepción son incompatibles, así como son incompatibles el acceso directo a la Falsa unidad (en sus versiones más elevadas) y la percepción. Esta "incompatibilidad" (que no es total, lo es solo en cierto contexto o modo de hablar) se refiere también, si lo queremos expresar en otras palabras, a elegir entre los dos tipos de caminos espirituales que hay: los de enfoque directo o los de enfoque indirecto. El enfoque directo está centrado en los samadhis, revelaciones, meditación profunda, o en el reconocimiento inmediato de la propia sensación de existencia, etc (hay multitud de variantes), y están muy de moda, Rupert Spira, neoadvaita, etc, y conducen a la iluminación a la larga, si bien más lentamente que enfoques más humildes e indirectos como el Curso. Los enfoques indirectos los hay también en multitud de variantes, muy diferentes entre sí, por ejemplo el karma yoga, hacer buenas obras, la devoción, etc. En el caso del Curso, es un enfoque indirecto basado principalmente en el perdón o percepción verdadera.

Yo considero que el Curso contiene de ambos aspectos, tanto el directo como el indirecto (por eso dije que no es del todo incompatible, solo hay incompatibilidad en el sentido de que cuando hay percepción o perdón, no hay conocimiento, y cuando hay conocimiento, no hay percepción y ni siquiera perdón). Aunque considero que el Curso presenta ambos aspectos, directo e indirecto, predomina el indirecto y de hecho es lo que hace del Curso un atajo o acelerador para el despertar. Antes dije que el Curso es un camino indirecto (aunque para mí presenta ambos aspectos) porque es así como el Curso prefiere presentarse a sí mismo:

     El proceso de deshacimiento es indirecto, tal como lo es el de fabricar. (T.14.I.4.3)

     El Espíritu Santo, por lo tanto, tiene que comenzar Sus enseñanzas mostrándote lo que nunca podrás aprender. Su mensaje no es indirecto, pero Él tiene que introducir la simple verdad en un sistema de pensamiento que se ha vuelto tan distorsionado y tan complejo, que no puedes ni darte cuenta de que no significa nada. Él simplemente contempla sus cimientos y los descarta. Pero tú que no puedes deshacer lo que hiciste, ni escaparte de la pesada carga de embotamiento que ocupa tu mente, no puedes ver más allá de tu propio sistema de pensamiento. Éste te engaña porque elegiste engañarte a ti mismo. Los que eligen dejarse engañar, simplemente atacarán los enfoques directos porque éstos parecen poder adentrarse en el engaño y socavarlo. (T.14.I.5.2)

Ahí, en la cita anterior (y en general), el contexto de directo e indirecto es un tanto diferente, pero con conexiones con lo que hablamos.

     No te olvides nunca de que el mundo que "ven" los ciegos tiene que ser imaginario, pues desconocen el verdadero aspecto del mundo. Tienen que inferir lo que se puede ver basándose en datos que son siempre indirectos y reformular sus deducciones según tropiezan y se caen debido a lo que no reconocieron, o bien pasar sin sufrir daño alguno a través de puertas abiertas que ellos creían cerradas. Y lo mismo ocurre contigo. Tú no ves. Las indicaciones en las que te basas para llegar a tus conclusiones son erróneas, y por eso tropiezas y te caes encima de las piedras que no viste, sin darte cuenta de que puedes atravesar las puertas que, aunque creías que estaban cerradas, se encuentran abiertas para los ojos que no ven, esperando a darte la bienvenida. (T.21.I.1)

En otro contexto dice claramente también que:

     El plan de Dios es muy simple; nunca es indirecto ni se derrota a sí mismo. (T.21.V.6.1)

Yo recordaba (de leer a Gary y Ken, supongo) que el Curso era principalmente indirecto, pero en cierto modo combina ambas modalidades. Es directo, pero se traduce como indirecto para que nuestras retorcidas mentes ciegas puedan comprender y aceptar el retorno al Hogar.

Mucha gente piensa que la vía directa ha de ser siempre la más rápida, pero no siempre es así, y de hecho frecuentemente sucede justo al revés. Porque si hablamos de la iluminación total como meta ("meta" en el sentido práctico, aunque ya sabemos que es un "viaje sin distancia", pues el Ser ya ES), en general es más rápido deshacer el ego mediante el perdón no-dual (que es una especie de discernimiento) que mediante diversos enfoques teóricamente directos como podría ser la meditación, o el centrarse en la certeza de ser o sensación de existencia, etc. Como ejemplo,  si estoy en una playa de Portugal y quiero atravesar el océano Atlántico para llegar a América, la vía directa sería lanzarse al mar y comenzar a nadar. Directo sí que es, pero es arduo y requiere mucho tiempo. En cambio, la vía indirecta en esa ilustración sería retroceder por ejemplo hasta la ciudad de Madrid, allí ir al aeropuerto, tomar un avión rumbo a América y así llegar muchísimo antes. Con este ejemplo simbólico se puede ver que la vía directa no siempre es el modo más rápido de llegar. En espiritualidad, la vía directa a menudo es eficaz para experimentar la revelación/samadhi, pero no tanto para estabilizarse definitivamente en ella y experimentar la Realización/Iluminación/Liberación total.

Dije antes que sobre esto no tenía mucho que decir, pero inmediatamente después ha venido esa chispa intuitiva y he acabado escribiendo más jajaja

Pero sí, en definitiva, la percepción y el conocimiento directo son dos enfoques que nunca ocurren a la vez en un momento dado, si bien pueden alternarse en momentos diferentes. Sin embargo, puede decirse que se ha de elegir un tipo de camino u otro, pues hay caminos que son predominantemente directos, y otros que son predominantemente indirectos. Mucha gente cree que los predominantemente directos son más rápidos porque van al grano, pero no tienen en cuenta que nuestras mentes duales funcionan en modalidad indirecta (debido a la resistencia inconsciente a despertar), por lo que hay algunos enfoques indirectos (como el perdón) que acortan muchísimo el proceso del despertar. De todos modos puede ser que en algunos casos de buscadores muy muy avanzados, a alguno le resulte más rápido algún enfoque directo (y de eso también tiene el Curso, como se puede ver en la segunda parte del Libro de ejercicios).

Y parafraseando entre paréntesis una cita que he mencionado alguna que otra vez:

El conocimiento ((que es directo)) no es el remedio para la percepción falsa, puesto que al proceder de distintos niveles, jamás pueden encontrarse. La única corrección posible para la percepción falsa es la percepción verdadera ((que es indirecta)). (C.4.3.1-2)

Y creo que este tema va a ser interesante versionarlo para el blog jejeje

☼☼☼

sábado, 11 de mayo de 2019

Intensidad y "sabor": matices sobre la revelación

(Extraído de uno de mis mails):

Me han llegado una serie de intuiciones sobre el tema de la revelación, como confirmando o explicitando un poco algo ya comentado en algún mail anterior.

Básicamente han sido dos mensajes principales, muy breves, confirmando que sí tal y sí cual (más abajo los menciono como 1 y 2).

Primero decir algo antes: que ambas tuvisteis experiencias en las que comentabais más o menos cosas del estilo siguiente: "un amor casi insoportable" (y místicos como por ejemplo Santa Teresa de Jesús expresaron palabras parecidas a esas). Creo que se me olvidó decir en otros mails, o si lo dije lo repito, que eso sí me parece claramente un indicio de que ese tipo de experiencia sí es o tiene que ver con la revelación. Eso suena claramente a revelación. E incluso cuando se da mezclado a la vez con percepciones (del mundo, del proyector, o la gota de individualidad), aún así ese aspecto de "amor o alegría casi insoportable" es como... ¿cómo decirlo?... la orilla de la revelación, o digamos que es como el eco de la revelación reverberando incluso en medio de una percepción y que a veces puede conducir a la revelación pura en sí y entonces lo que había de perceptual termina desapareciendo: el mundo desaparece, la gota de individuo desaparece, etc.

Otra cosa que quiero mencionar antes de los dos mensajes intuitivos que me han llegado, es que viene bien recordar alguna cosilla que dice el Curso, de cuando dice que la revelación es una comunicación de Dios hacia nosotros, pero no es recíproca, no hay respuesta de nosotros a Dios:

     La revelación no es recíproca. Procede de Dios hacia ti, pero no de ti hacia Dios. (T.1.II.5.4-5)

El mensaje/intuición que me ha llegado es una aclaración de esa cita. Porque evidentemente a nivel del Cielo, la comunicación sí es recíproca, totalmente recíproca: del Uno Consigo Mismo, pues no hay dos, solo Uno (( El primero en el tiempo no significa nada, pero el Primero en la eternidad es Dios el Padre, Quien es a la vez Primero y Uno. Más allá del Primero no hay ningún otro, pues no hay ninguna secuencia, ni segundo ni tercero, ni nada excepto el Primero. (T.14.IV.1.7-8) )). Esto lo ha expresado también Kenneth Wapnick en algún libro suyo con otras palabras: diciendo que en el Cielo no hay Padre ni Hijo, no hay Dios y Cristo, sino solo Uno, pero que el Curso tiene que usar esas expresiones (Cristo, etc) de manera simbólica para guiarnos de vuelta a Casa. Por otro lado, en las upanishads de oriente, o en el Advaita, se dice algo similar a ese Primero sin segundo ni tercero; allí se habla del Uno sin segundo.

A lo que se refiere con que la revelación solo va en una dirección es a que, en términos prácticos, el Amor de Dios se revela en nuestra mente, pero nuestra mente (todavía individual, dualizada) no puede devolver el saludo en el sentido que nosotros imaginamos (de un individuo respondiendo a la Comunicación), sino solo aceptar ese Contacto, ese Eco de Dios, el cual no podemos devolverlo en este contexto porque Dios no sabe nada del mundo, Dios no sabe nada de individuos ni de relaciones sujeto-objeto, Dios no sabe nada ni siquiera de revelaciones (en cuanto vislumbres, porque en cuanto conocimiento total es lo único que hay). Por lo tanto nosotros solo podemos abrirnos, permanecer abiertos y permitir que la revelación ocurra. Pero será una comunicación sagrada en la dirección correcta que es la única posible: desde lo Real hasta aquellos que ansiamos volver a Casa, aquellos que abrimos la puerta receptivamente a escuchar ese Eco que anticipa cómo es la Realidad.

Una cita relacionada con la que he mencionado antes es la siguiente:

     En la creación, no obstante, no existe una relación recíproca entre tú y Dios, ya que Él te creó a ti, pero tú no lo creaste a Él. (T.7.I.1.4)

Esto quiere decir lo mismo que las dos frases que copié antes (T.1.II.5.4-5). Recordemos lo que dije antes de que Ken Wapnick mencionó que en el Cielo no hay Hijo y Padre, sino solo Dios, la Unidad, el Ser. Pero el Curso emplea las metáforas oportunas.

Otra expresión poética de esto en el Curso es la siguiente:

     Lo que Él crea no está separado de Él, y no hay ningún lugar en el que el Padre acabe y el Hijo comience como algo separado. (L.132.12.4)

Y vamos ahora a las dos intuiciones que me han llegado sobre la revelación (confirmando dos aspectos que ya mencioné en algún mail anterior, pero esta vez la intuición viene acompañada de un indicador que dice más o menos "que sí, eso es así"):

1) Sí, hay diferencias de intensidad entre las revelaciones. Por ejemplo, a veces pueden resultar arrobadoras, otras veces casi insoportables, o aún más insoportables (y a la vez super-agradables, pero tan tan agradables que uno se siente desvanecer, se siente desaparecer para nunca más retornar, de ahí lo de "insoportable", por la intensidad tan irresistible). Una insoportabilidad bendita, digámoslo así. Quedémonos con el mensaje base, que es que existen diferencias de intensidad entre las revelaciones.

2) Sí, también hay diferencias de "sabor" entre las revelaciones. Utilizo la palabra "sabor" por usar una. Eso se refiere a que se nos pueden revelar diferentes aspectos del Ser; por ejemplo la revelación puede estar más centrada en el aspecto de la inmutabilidad, o en el del amor, o en la paz, la alegría, la plenitud, la expansión, el dinamismo, la creatividad o etc, etc, etc.

Por eso, si entendemos estos dos sencillos puntos, estaremos a salvo de caer en comparaciones al compartir nuestra experiencia con otro hermano que también haya experimentado sus propios tipos de revelación. No olvidemos algo que ya dijimos en otro mail: que la revelación es una comunicación altamente personal:

     La revelación es algo intensamente personal y no puede transmitirse de forma que tenga sentido. De ahí que cualquier intento de describirla con palabras sea inútil. (T.1.II.2.1-2)

     Dios ha salvaguardado tu reino, pero no puede compartir Su gozo contigo hasta que no conozcas el reino con toda tu mente. La revelación no es suficiente porque es una comunicación de Dios hacia ti solamente. Dios no tiene necesidad de que se le devuelva la revelación, lo cual sería claramente imposible, pero sí desea que se transmita a otros. Esto no se puede hacer con la revelación en sí, pues su contenido no puede ser expresado debido a que es algo sumamente personal para la mente que lo recibe. No obstante, dicha mente la puede extender a otras mentes, mediante las actitudes generadas por la sabiduría que se deriva de la revelación. (T.4.VII.7.1-5)

Por lo tanto, al ser algo tan personal (con sus diferencias de intensidad y de "sabor") y además ser inefable (indescriptible en palabras) es inútil dar importancia a las comparaciones. Lo que sí es útil es compartirla de la única manera que se puede compartir: intuitivamente.

Por cierto, me he dado cuenta de que mis intuiciones, como ya os comenté, tienen elementos en común con la revelación. Y ahora veo además que también encajan con lo comentado en este mail y con esas citas del Curso. Por ejemplo, las intuiciones no las puedo forzar, vienen de lo profundo (Dios o como lo llamemos) hacia mí, pero no puedo invocarlas a voluntad desde "mí" exigiéndoselas a lo profundo (aunque sí puedo abrirme atendiendo a un tema y la intuición entonces fluye de un modo u otro, siempre, pero mi papel es simplemente receptivo y además la Respuesta puede venir orientada de un modo diferente a lo que uno esperaba).

Igualmente, lo que llamo intuiciones (ya os dije que no uso la palabra como se suele usar) es también inexpresable en palabras, aunque a menudo las traduzco o viene una traducción, que es una burda simplificación que palidece en comparación con el original, a eso lo hemos acabado llamando "música de lata" o "ruidos de lata" jajaja

Me expreso un poco más explicativo de lo necesario porque mientras iniciaba este mail me ha venido la idea de que puede ser útil también compartir estos vislumbres intuitivos en el blog.

Es curioso que intuiciones me vienen continuamente, las 24 horas del día (incluso dormido en la cama), pero la mayoría se me olvidan si no hago algo con respecto a ellas: o ponerlas en práctica cuando contienen un elemento que sirve para el proceso de despertar, o anotarlas, o compartirlas por mail o mediante un post en el blog, etc. Al compartirlas, entonces se me quedan mucho más grabadas y las recuerdo mejor. Tal vez por eso intuitivamente abrí mis blogs jejeje, sin saber demasiado conscientemente el porqué. También vale compartirlas de manera simple y natural a nivel mental, sin escribirlas (y muchas son sin palabras, mejor dicho todas, pero algunas se dejan traducir a palabras mejor que otras, siendo el resultado en palabras siempre distorsionado con respecto al original, como dijo M., es como escuchar la más bella música del universo y al tratar de cantársela a alguien para que se haga una idea de cómo era, entonces sonara una "música de lata" jajaja, pero como dijimos, esa "música de lata" es útil a veces si quien la escucha lo hace desde lo más intuitivo de su corazón. Por eso el Curso se compartió en palabras, y por eso espero también que mis blogs, a mi nivel más bajo pero hago lo mejor que buenamente puedo, tenga alguna utilidad y consiga transmitir algún eco remoto de las intuiciones originales jejeje. Porque suene a "lata" o no, al compartirlo lo retenemos mucho mejor.

Como dice el Curso:

     Si compartes una posesión física, ciertamente divides su propiedad. Mas si compartes una idea, no la debilitas. Toda ella te sigue perteneciendo aunque la hayas dado completamente. Lo que es más, si aquel a quien se la has dado la acepta como suya, eso la refuerza en tu mente, y, por lo tanto, la expande. (T.5.I.1.1-14)

     Al ser un pensamiento, la idea se expande a medida que se comparte. (T.5.III.2.2)

     Enseñar debe ser curativo, ya que consiste en compartir ideas y en el reconocimiento de que compartir ideas es reforzarlas. (T.5.IV.5.2)

     Dios es una idea, y, por consiguiente, tu fe en Él se fortalece al compartirla. (T.15.VI.4.4)

     Cuando dos mentes se unen y comparten una idea por igual, se establece el primer eslabón de la conciencia de que la Filiación es una. (T.16.II.4.3)

     Y no careces de pruebas de que cuando compartes tus ideas, las refuerzas en tu propia mente. (L.187.2.4)

Finalizo con un recordatorio más sobre la revelación: un elemento que nos permite distinguir una revelación de otras experiencias que, aunque sean percepciones elevadas y útiles, siguen siendo percepciones y no revelación/conocimiento. El elemento indicador es que la revelación es una experiencia extática, o como dice el Curso:

     La revelación es una experiencia de pura dicha. (T.5.I.1.3)

Como ya dijimos en otros mails, para que se trate de una revelación pura no debe haber nada perceptual o limitado, ni siquiera el Proyector del Universo, llamémosle el Ego Global, o el Testigo del mundo, ni siquiera si lo que se atestigua es en clave de tiempo simultáneo en vez de lineal, o en formas de luz en vez de físicas... todo eso sigue siendo percepción, pero en la revelación pura el mundo desaparece en todos sus aspectos (incluso los niveles astrales o etéreos/sutiles, el tiempo simultáneo, el Proyector del universo-dual, etc, todo eso es lo que alguna vez llamé "Falsa unidad" en algún que otro post de mis blogs).

En fin, que las intuiciones llegan pero luego uno si las pasa a palabras sucede lo que siempre, que suena a "música de lata" jajja. Pero como el Curso dice que hay que compartir, pues bien, hacemos lo que se puede. En mi caso a veces por medio del blog, aunque hay miríadas de maneras distintas de compartir. Así que, para simbolizar este compartir, compartiré esto también en el blog. ¡Quién sabe si a alguien le interesará algún aspecto de lo aquí comentado!

¡Abrazos!