lunes, 29 de julio de 2019

Dios, Unidad, Padre e Hijo, reciprocidad en UCDM

Entre los seguidores del Curso, y también entre los diversos buscadores espirituales en sus respectivas tradiciones, de cuando en cuando surge el debate de si el Absoluto (el puro Ser, la Unidad) es totalmente Uno, o si por el contrario es "un muchos" unificado o conectado como un Uno múltiple. En términos del Curso este debate puede expresarse en términos de si a nivel del puro conocimiento o Cielo hay solamente Uno, o por el contrario hay diversos Seres (Padre e Hijo, o incluso una diversidad de hijos y de creaciones) unificados entre sí en una especie de Unidad múltiple. Partimos del debate potencialmente suscitable a raíz de la siguiente cita y el par de links (en inglés) de donde surgió, con mayor o menor debate entre los usuarios en inglés:

In creation, you are not in a reciprocal relation to God since He created you and you did not create Him. Only in this respect does your creative power differ from His. (T.7.I.1:4-5) (Citada un tanto abreviada —sin avisar— por Robert J. Hellmann)

Cita auténtica sin abreviar:

Yet in creation you are not in a reciprocal relation to God, since He created you but you did not create Him. I have already told you that only in this respect your creative power differs from His. (T.7.I.1.4-5)

En la creación, no obstante, no existe una relación recíproca entre tú y Dios, ya que Él te creó a ti, pero tú no lo creaste a Él. Ya te dije ((T.3.VII.4)) que tu poder creador difiere del Suyo solamente en ese punto. (T.7.I.1.4-5)

Cita que proviene de la sección T.7.I, titulada "El último paso".

Links en inglés donde surgió esta cita:

(Breve explicación de un maestro del Curso —Robert J. Hellmann— que aboga por la tesis de que Dios es Uno en naturaleza, pero múltiple en cifra numérica):

http://acim-book.com/oneness.html

Debate en inglés sobre esa breve tesis:

https://www.reddit.com/r/ACIM/comments/citrd0/oneness_its_meaning_in_a_course_in_miracles/

Volviendo a la cita indicada por Robert J. Hellmann:

En la creación, no obstante, no existe una relación recíproca entre tú y Dios, ya que Él te creó a ti, pero tú no lo creaste a Él. Ya te dije ((T.3.VII.4)) que tu poder creador difiere del Suyo solamente en ese punto. (T.7.I.1.4-5)

Esta es una de esas citas que algunos malinterpretan entendiendo erróneamente que, incluso a nivel de la pura Realidad o Cielo, existe alguna sutil distinción entre Padre e Hijo, entre Dios y Cristo. Sin embargo, a medida que progresamos en la práctica del proceso de despertar con el Curso, nuestra intuición se afina y vamos atisbando cada vez con mayor claridad que en la Realidad, a nivel del puro conocimiento no-dual, lo Absoluto es solamente Uno. 

Veamos ahora el contexto de esa otra cita que el propio Curso menciona en la cita anterior (T.7.I.1.4-5) haber dicho previamente («Ya te dije... ((T.3.VII.4))»):

Comer de la fruta del árbol del conocimiento es una expresión que simboliza la usurpación de la capacidad de autocrearse. Solamente en este sentido no son Dios y Sus creaciones co-creadores. La creencia de que lo son está implícita en el "auto-concepto", o sea, la tendencia del ser («self»: el yo separado) a forjar una imagen de sí mismo. Las imágenes sólo se pueden percibir, no conocer. El conocimiento no puede engañar, pero la percepción sí. Puedes percibirte como tu propio creador, pero lo que a lo sumo puedes hacer es creerlo. No puedes hacer que sea verdad. Y como dije anteriormente, cuando por fin percibas correctamente no podrás sino alegrarte de que así sea. Hasta entonces, empero, la creencia de que sí puedes es la piedra angular de tu sistema de pensamiento, y utilizas todas tus defensas para atacar las ideas que podrían ponerla al descubierto. Todavía crees que eres una imagen que tú mismo fabricaste. Tu mente está en desacuerdo con el Espíritu Santo en este punto, y no hay posibilidad de resolver esto mientras te empeñes en creer lo que es literalmente inconcebible. Ésa es la razón de que no puedas crear y de que tengas miedo de todo lo que fabricas. (T.3.VII.4)

Como se ve, el contexto en que se emplea la idea de que hay un sentido en el que no somos co-creadores con el Padre, o de que no existe una relación recíproca entre nosotros y Dios, es un contexto práctico en el que se trata de enfatizar nuestro error —a nivel de la percepción— de creer que somos capaces de autocrearnos (T.2.I.1.9-12), lo cual implica que creemos que podemos quedarnos dormidos, cambiando así la perfección que Dios creó, y por lo tanto estaríamos negando la verdad de que el Ser es inmutable, lo cual nos lleva al miedo:

Todo miedo se reduce, en última instancia, a la básica percepción errónea de que tienes la capacidad de usurpar el poder de Dios. Por supuesto, no puedes hacer eso, ni jamás pudiste haberlo hecho. En esto se basa el que puedas escaparte del miedo. Te liberas cuando aceptas la Expiación, lo cual te permite darte cuenta de que en realidad tus errores nunca ocurrieron. (T.2.I.4.1-4)

Decir que Dios (nuestro verdadero Ser) creó al Hijo pero que el Hijo no creó a Dios es una manera de decir que somos el Único, y además que el Único es inmutable y por lo tanto está eternamente protegido de cualquier error: el Uno no puede renunciar a Su perfección, porque es inmutable. Justo lo contrario de lo que nosotros pensamos (creemos a nivel inconsciente habernos separado de Dios —nuestro verdadero Ser; creemos haber cambiado —habernos "autocreado").

Se trata de un error de percepción que el Curso desglosa en 4 aspectos, aunque en el fondo todos son maneras de referirse al mismo error:

Primero: Crees que tu mente puede cambiar lo que Dios creó. 
Segundo: Crees que lo que es perfecto puede volverse imperfecto o deficiente. 
Tercero: Crees que puedes distorsionar las creaciones de Dios, incluido tú. 
Cuarto: Crees que puedes ser tu propio creador y que estás a cargo de la dirección de tu propia creación. (T.2.I.1.9-12)

Y esta manera de hablar es un modo de expresar esa idea en un lenguaje que tenga sentido para nosotros, al tiempo que el Curso prosigue utilizando su lenguaje cristiano, el cual emplea de un modo metafórico (Dios, Cristo, Espíritu Santo, Padre, Hijo, creación, etc).

Pasemos a sopesar algunas citas e ideas relacionadas con el tema de si Padre e Hijo son totalmente idénticos o si por el contrario mantienen alguna diferencia en la absoluta Realidad:

Debe observarse con especial atención que Dios tiene solamente un Hijo. (T.2.VII.6.1) (Según Robert J. Hellmann este tipo de citas se refieren a que los diversos hijos de Dios son uno en naturaleza —son iguales en características— pero son múltiples en número, y lo mismo con respecto al Hijo y el Padre, o con respecto a Cristo y Dios: significa —según Robert J. Hellmann— que Dios es uno en naturaleza, aunque es múltiple en número; el mismo matiz podríamos repetir en citas similares, por lo que no volveré a insistir). (Según Kenneth Wapnick —y coincido con él—, la correcta interpretación del mensaje del Curso es que realmente hay un solo Hijo, e incluso ese único Hijo no es de ningún modo diferente de Dios, a nivel de la Absoluta Realidad del puro conocimiento, del Cielo o verdadero Ser. El Ser es totalmente Uno).

El Hijo de Dios sólo tiene un Nombre, y se te exhorta a que lleves a cabo obras amorosas porque compartimos esa unicidad. (T.8.IX.7.3)

Dios no tiene más que un Hijo, y los conoce a todos cual uno solo. (T.9.VI.3.5)

Vuestras mentes no están separadas, y Dios tiene solamente un canal para sanar porque sólo tiene un Hijo. (T.10.III.2.5)

Si Dios no tiene más que un solo Hijo, no puede haber mas que un solo Dios. Tú compartes la realidad con Él porque la realidad no está dividida. Anteponer otros dioses a Él es anteponer otras imágenes a ti mismo. No te das cuenta de cuánto caso les haces a tus dioses y de cuán alerta te mantienes en su favor. No obstante, ellos existen únicamente porque tú los honras. Honra sólo lo que es digno de ser honrado y tendrás paz. La paz es el legado de tu verdadero Padre. Tú no puedes engendrar a tu Padre, y el falso padre que inventaste no te procreó a ti. Las ilusiones no son dignas de ser honradas porque al honrarlas no estás honrando nada. No obstante, tampoco deben temerse, pues lo que no es nada no puede ser temible. (T.10.III.10.1-10)

Dios no tiene muchos hijos, sino uno sólo. (T.29.VIII.9.1)

Dios tiene un solo Hijo, y él es la resurrección y la vida. (L.20.3.6)

No hay más paz que la paz de Dios porque Él sólo tiene un Hijo, que no puede construir un mundo en oposición a la Voluntad de su Padre o a la suya propia, la cual es la misma que la de Él. (L.200.7.1)

Soy un solo Ser, unido a mi Creador, uno con cada aspecto de la creación, y dotado de una paz y un poder infinitos. (L.95.11.2)

Otras citas debatibles podrían ser, empezando por la que da origen a este tema, esta vez citada con más contexto:

El poder creador de Dios y el de Sus creaciones es ilimitado, pero no existe entre ellos una relación recíproca. Te comunicas plenamente con Dios, tal como Él se comunica contigo. Es éste un proceso continuo que compartes con Él, y por el hecho de que lo compartes, te sientes inspirado a crear como Él crea. En la creación, no obstante, no existe una relación recíproca entre tú y Dios, ya que Él te creó a ti, pero tú no lo creaste a Él. Ya te dije que tu poder creador difiere del Suyo solamente en ese punto. Incluso en este mundo existe un paralelo. Los padres traen al mundo a sus hijos, pero los hijos no traen al mundo a sus padres. Traen al mundo, no obstante, a sus propios hijos, y, de este modo, procrean tal como sus padres lo hicieran. 

Si tú hubieses creado a Dios y Él te hubiese creado a ti, el Reino no podría expandirse mediante su propio pensamiento creador. La creación estaría, por lo tanto, limitada, y no podrías ser co-creador con Dios. De la misma manera en que el Pensamiento creador de Dios procede de Él hacia ti, así tu pensamiento creador no puede sino proceder de ti hacia tus creaciones. Sólo de esta manera puede extenderse todo poder creador. Las obras de Dios no son tus obras, pero tus obras son como las Suyas. Él creó a la Filiación y tú la expandes. Tienes el poder de acrecentar el Reino, aunque no de acrecentar a su Creador. Reivindicas ese poder cuando te mantienes alerta sólo en favor de Dios y de Su Reino. Al aceptar que tienes ese poder, aprendes a recordar lo que eres. 

A tus creaciones les corresponde estar en ti del mismo modo en que a ti te corresponde estar en Dios. Eres parte de Dios, tal como tus hijos son parte de Sus Hijos. Crear es amar. (T.7.I.1-2; 3.1-3)

Dios no da pasos porque Sus obras no se realizan de forma gradual. No enseña, porque Sus creaciones son inalterables. No hace nada al final, porque El creó primero y para siempre. Debe entenderse que la palabra "primero", cuando se aplica a Dios, no es un concepto temporal. Él es el primero en el sentido de que es el Primero en la Santísima Trinidad. Es el Creador Principal porque creó a Sus co-creadores. De ahí que el tiempo no le ataña a Él ni a lo que Él creó. Por lo tanto, el "último paso" que Dios dará fue cierto al principio, es cierto ahora y será cierto eternamente. Lo que es eterno está siempre presente porque su ser es eternamente inmutable. No cambia al aumentar porque fue creado para expandirse eternamente. Si no percibes su expansión significa que no sabes lo que es, ni tampoco Quién lo creó. Dios no te revela esto porque nunca estuvo oculto. Su luz jamás estuvo velada porque Su Voluntad es compartirla. ¿Y cómo iba a ser posible que lo que se comparte plenamente se hubiese ocultado primero para luego ser revelado? (T.7.I.7.1-15)

Seguimos con algunas citas debatibles (potencialmente ambiguas debido a que en ocasiones el Curso está enfatizando la corrección de algún error típico de nuestra mente, para lo cual necesita expresarse de un modo que puede ser más fácilmente malinterpretable de una manera dual): 

Cristo es el Hijo de Dios que no está en modo alguno separado de Su Padre y cuyos pensamientos son tan amorosos como el Pensamiento de Su Padre, mediante el cual fue creado. (T.11.VIII.9.4)

Dios, que abarca todo lo que existe, creó seres que lo tienen todo individualmente, pero que quieren compartirlo para así incrementar su gozo. (T.4.VII.5.1)

Dios honró incluso las creaciones falsas de Sus Hijos porque ellos las habían hecho. Pero también bendijo a Sus Hijos con una manera de pensar que fuese capaz de elevar sus percepciones a tal altura, que casi pudieran llegar hasta Él. El Espíritu Santo es la Mente de la Expiación. (T.5.I.6.1-3)

Dios no está dentro de ti en un sentido literal; más bien, tú formas parte de Él. Cuando elegiste abandonarlo te dio una Voz para que hablase por Él, pues ya no podía compartir Su conocimiento contigo libremente. La comunicación directa se interrumpió al tú inventar otra voz. (T.5.II.5.5-7)

Las funciones son algo inherente al estado de ser, pues surgen de éste, mas su relación no es recíproca. El todo ciertamente define a la parte, pero la parte no define al todo. (T.8.VIII.1.9-10)

La revelación no es recíproca. Procede de Dios hacia ti, pero no de ti hacia Dios. (T.1.II.5.4-5)

Esta última cita podemos explicarla un poco, como ejemplo de cómo el Curso se expresa de manera metafórica para poder establecer sólidamente la corrección de algún error típico de nuestro sistema de creencias egoico. En esta cita sobre la revelación, decir que no es recíproca sino que procede de Dios hacia ti pero no al revés significa, por ejemplo, que el conocimiento (Dios) es capaz de filtrarse/reflejarse hasta adentro de nuestra experiencia perceptual, como parte de la dinámica del proceso de despertar, y que por lo tanto el conocimiento puede inspirarnos y filtrarse hasta la percepción, pero en cambio la percepción no puede infiltrarse en —ni afectar al— conocimiento, puesto que el conocimiento es inmutable. Por lo tanto la salvación está garantizada, así como está garantizada la verdadera comunicación (la comunicación pura del Ser Consigo Mismo, expresada ahí como una comunicación/revelación de Dios hacia Su Hijo dormido). Así, el despertar (la salvación) está garantizado, pues el conocimiento puede inspirarnos al filtrarse en nuestra percepción, mientras que nuestra percepción no puede modificar ni estropear ni afectar de ningún modo al conocimiento. No hay reciprocidad entre el conocimiento y la percepción.

En definitiva, a nivel de nuestro proceso de despertar la revelación se dice que no es una experiencia recíproca; sin embargo, una vez despiertos, se experimenta la Verdad pura, el puro conocimiento o Cielo, el verdadero Ser, el cual es Uno y disfruta de una total reciprocidad, hasta un punto en que ni siquiera se puede hablar ya de reciprocidad realmente, pues se ha reconocido la total unidad del Uno Consigo Mismo.

Citas potencialmente clarificadoras (citas potencialmente con poca ambigüedad en comparación con otras citas): 

El primero en el tiempo no significa nada, pero el Primero en la eternidad es Dios el Padre, Quien es a la vez Primero y Uno. Más allá del Primero no hay ningún otro, pues no hay ninguna secuencia, ni segundo ni tercero, ni nada excepto el Primero. (T.14.IV.1.7-8)

En ti y en el Espíritu Santo reside el santo lugar de encuentro del Padre y del Hijo, Quienes jamás han estado separados. Ahí no es posible ninguna clase de interferencia en la comunicación que Dios Mismo ha dispuesto tener con Su Hijo. El amor fluye constantemente entre Padre e Hijo sin interrupciones ni hiatos tal como Ambos disponen que sea. Y, por lo tanto, así es. (T.14.VIII.2.13-16)

El Reino de los Cielos es la morada del Hijo de Dios, quien no abandonó a su Padre ni mora separado de Él. (T.18.VI.1.4)

Aquí el instante no santo se intercambia gustosamente por uno santo y de absoluta reciprocidad. (...) ...dejando atrás el cuerpo felizmente para descansar en los Eternos Brazos de Dios. Los Brazos del Amor están abiertos para recibirte y brindarte paz eterna. (T.20.VI.10.4-6)

Lo que Él crea no está separado de Él, y no hay ningún lugar en el que el Padre acabe y el Hijo comience como algo separado. (L.132.12.4)

La unidad es simplemente la idea de que Dios es. Y en Su Ser, Él abarca todas las cosas. Ninguna mente contiene nada que no sea Él. Decimos "Dios es", y luego guardamos silencio, pues en ese conocimiento las palabras carecen de sentido. No hay labios que las puedan pronunciar, ni ninguna parte de la mente es lo suficientemente diferente del resto como para poder sentir que ahora es consciente de algo que no sea ella misma. Se ha unido a su Fuente, y al igual que Ésta, simplemente es. (L.169.5)

Oneness is simply the idea God is. And in His Being, He encompasses all things. No mind holds anything but Him. We say "God is," and then we cease to speak, for in that knowledge words are meaningless. There are no lips to speak them, and no part of mind sufficiently distinct to feel that it is now aware of something not itself. It has united with its Source. And like its Source Itself, it merely is. (L.169.5)

Toda sensación de separación desaparece. El Hijo de Dios es parte de la Santísima Trinidad, pero la Trinidad en sí es Una. No hay confusión entre Sus Niveles porque Éstos son de una sola Mente y de una sola Voluntad. (T.3.II.5.3-5)

El estado de ser («being»: la "seidad", en definitiva, el conocimiento, la realidad no dual, el verdadero Ser) carece por completo de estas distinciones. (T.4.VII.4.3)

Puesto que crees estar separado, el Cielo se presenta ante ti como algo separado también. No es que lo esté realmente, sino que se presenta así a fin de que el vínculo que se te ha dado para que te unas a la verdad pueda llegar hasta ti a través de lo que entiendes. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son Uno, de la misma manera en que todos tus hermanos están unidos en la verdad cual uno. Cristo y Su Padre jamás han estado separados, y Cristo mora en tu entendimiento, en aquella parte de ti que comparte la Voluntad de Su Padre. (T.25.I.5.1-4)

Dios es el Todo de todo (All in all) en un sentido muy literal. Todo ser existe (es) en Él, que es todo Ser. Por lo tanto, tú existes (eres) en Él, ya que tu Ser es el Suyo. (T.7.IV.7.4-6)

La faz de Cristo se ve antes de que el Padre se pueda recordar, pues Éste permanece en el olvido hasta que Su Hijo haya llegado más allá del perdón hasta el Amor de Dios. El Amor de Cristo, no obstante, se acepta primero. Y entonces aflora el conocimiento de que Ambos son uno. (T.30.V.7.7)

Varias de estas citas están comentadas por Kenneth Wapnick en sus obras, por ejemplo en «Journey Through the Text of A Course in Miracles», aclarando por ejemplo que aunque el Curso utiliza muchas expresiones duales para tratar de que podamos captar algún destello de sentido desde nuestro punto de vista tan dualizado, sin embargo en el Cielo o puro conocimiento no hay más que Uno, sin distinciones entre Padre e Hijo, ni entre Creador y lo creado. Dice Ken, por ejemplo, que en realidad no hay Dios y Cristo, Padre e Hijo, Causa y Efecto, sino que lo único que hay en el Cielo del puro conocimiento es una perfecta e indiferenciada Unidad. Dice que es útil que el Curso nos hable en términos duales, como si hubiera dos Seres en el Cielo, ya que se trata de Algo inefable que nos resulta incomprensible en la mente dual y que no es descriptible en palabras. Pero añade Ken que no debemos olvidar que en última instancia la Fuente y la Idea (Dios y Sus Pensamientos) son indivisiblemente uno, pues el círculo de la creación es por siempre sin diferenciación, sin la menor grieta y eternamente ininterrumpido, irrompible, inseparable.

La tendencia de nuestra mente es la de dualizar las ideas del Curso, para proteger nuestra individualidad (renunciando a soltar del todo el sistema de pensamiento del ego). Por eso, nuestro ego puede apañárselas para distorsionar o interpretar erróneamente todas las aclaraciones que nos ofrece el Curso. Nuestro ego busca complicarlo/dualizarlo todo y tiende a buscar controversia sobre las diversas ideas, incluidas las que comparte el Curso. Por eso en la introducción de la Clarificación de términos se nos avisa para estar atentos a esta tendencia:

Todos los términos son potencialmente polémicos, y quienes buscan controversia la encontrarán. Mas quienes buscan clarificación, también la encontrarán. Deben estar dispuestos, no obstante, a ignorar la controversia, reconociendo que es una defensa contra la verdad que se manifiesta en forma de maniobras dilatorias. Los argumentos teológicos como tales son necesariamente polémicos, ya que dependen de creencias, y, por lo tanto, pueden ser aceptados o rechazados. Una teología universal es imposible, mientras que una experiencia universal no sólo es posible sino necesaria. Alcanzar esa experiencia es lo que el curso se propone. Sólo cuando ésta se alcanza es posible la consistencia porque sólo entonces se acaba la incertidumbre. (C.introd.2)

Busca sólo ésta (la experiencia) y no permitas que la teología te retrase. (C.introd.4.5)

Este curso opera dentro del marco de referencia del ego, pues ahí es donde se necesita. No se ocupa de lo que está más allá de todo error, ya que está planeado únicamente para fijar el rumbo en dirección a ello. Por lo tanto, se vale de palabras, las cuales son simbólicas y no pueden expresar lo que se encuentra más allá de todo símbolo. (C.introd.3.1-3)

Éste no es un curso de especulación filosófica, ni está interesado en una terminología precisa. Se orienta únicamente hacia la Expiación o corrección de la percepción. El medio de la Expiación es el perdón. (C.introd.1.1-3)

El Curso no trata de ser demasiado riguroso en el uso de sus conceptos, así que los dota de una gran flexibilidad, sin una terminología precisa. De este modo resulta más familiar para nuestras mentes dualizadas, al mismo tiempo que conforme desarrollemos nuestra intuición mediante la práctica del perdón iremos percatándonos de que el mensaje profundo del Curso es totalmente unitario e inequívoco.

Como resumen de este tema de si en la Realidad Absoluta hay solamente Uno o si por el contrario Padre e Hijo son Dos Seres Unidos aunque diferenciados entre sí, repito la cita que quizás sea la más clara de todas:

El primero en el tiempo no significa nada, pero el Primero en la eternidad es Dios el Padre, Quien es a la vez Primero y Uno. Más allá del Primero no hay ningún otro, pues no hay ninguna secuencia, ni segundo ni tercero, ni nada excepto el Primero. (T.14.IV.1.7-8)

Nuestro ego podrá distorsionar y malinterpretar el mensaje de esta cita y del Curso pero, conforme nuestra mente se vuelva más sencilla mediante el perdón, las distorsiones se desvanecerán y cada vez brillará más claramente nuestra intuición y el conocimiento de que somos un solo Ser, unidos a nuestro Creador como Uno, en una perfecta unidad donde no hay nada más, solamente la plenitud del Uno, inexpresable en palabras.

viernes, 26 de julio de 2019

(C.1.1:1) Sobre la mente y el espíritu

Dejo constancia de una modificación que se incluyó en la 2ª edición de UCDM en español, mejorando la traducción, y aprovecho para comentar un poco.

1ª edición:

El término mente se utiliza para representar el principio activo del espíritu, el cual le suministra a éste su energía creativa. (C.1.1:1)

2ª edición:

El término mente se utiliza para representar el principio activo del espíritu, el cual le suministra a la mente su energía creadora. (C.1.1:1)

En inglés:

The term mind is used to represent the activating agent of spirit, supplying its creative energy. (C.1.1:1)

Otra posible traducción podría ser:

El término mente se utiliza para representar el agente activador del espíritu, el cual le suministra a la mente su energía creadora. (C.1.1:1)

Comentario: En la siguiente frase se dice que cuando el término va en mayúscula (Mente) es porque se refiere a la Mente de Dios o la Mente de Cristo. Kenneth Wapnick comenta estas dos primeras frases de este párrafo, en su obra «Journey Through the Manual of A Course in Miracles», diciéndonos que en esta parte del Curso, la Clarificación de Términos, Jesús se expresa de un modo más libre y fluido que en otras partes del Curso, por lo que debemos estar atentos al contenido o significado del mensaje, no a la forma o las palabras en sí. Como ejemplo, nos dice Ken que aquí Jesús parece establecer una diferenciación entre los términos "mente" y "espíritu", pues describe a la mente como el agente activador del espíritu, pero matiza Ken que evidentemente esto no es así en el Cielo, donde somos mente y espíritu, siendo ambos términos sinónimos en ese nivel.

Ken nos pone como ejemplo ilustrador una fuente de agua: el artefacto en sí del que sale el agua sería la mente, mientras que el espíritu sería el agua que fluye del artefacto (la energía creadora, la sustancia).

Finalmente, Ken reitera lo que da a entender la segunda frase de ese párrafo: que cuando el término mente se escribe en minúscula se refiere casi siempre a la mente dividida, mientras que cuando se escribe en mayúscula se refiere siempre a la Mente de Dios o a la Mente de Cristo, la cual es, dice Ken, el equivalente del término espíritu.

Por otro lado, en esta sección de la Clarificación, Ken nos invita a notar la enorme flexibilidad del Curso cuando usa las palabras. Por ejemplo, en esta misma sección, en C.1.1:3-4 se utiliza el término espíritu para referirse a nuestro verdadero Ser, mientras que en los dos párrafos siguientes, en C.1.2:4 y C.1.3:1, se utiliza la palabra espíritu para referirse a la mentalidad correcta, en contraposición a la mentalidad errónea, que ahí es llamada "ego" (C.1.2:4) y "la otra (parte)" (C.1.3:1).

En definitiva, podemos decir que a nivel del Cielo los términos Mente y espíritu son sinónimos, pues todo es Uno, mientras que a nivel de la percepción es útil la distinción entre la mente y el espíritu, siendo la mente el agente activador por medio del cual se expresa el espíritu. 

jueves, 25 de julio de 2019

Preguntas de James Bond

El título de este post es una pequeña broma, aprovechando las preguntas que un lector ha estado dejando en comentarios de diversos posts de mis blogs durante este mes de julio, escribiendo con el apodo de BOND007.

No siempre surge responder cuando hay alguna pregunta (solo soy un aficionado a estos temas que responde cuando siente que surge algo que decir), y de hecho suele ser en el foro (Concordia y Plenitud) donde he dado respuestas más completas y extensas que en los comentarios de mis blogs (los posts son asunto aparte: en ellos sí que me explayo). Pero este mes he respondido brevemente algunas preguntillas en los blogs, y aprovecho para compartir aquí algunos de los intercambios con BOND007.

Copio algunos de los casos recientes de este mes:

Caso 1

BOND007: Hola; recién di con este post, y me parece muy interesante pero muy confuso a la vez. Dice "verás aquello que desees ver", y no creo que sea así. Por ejemplo yo quiero ver riqueza , amor una relación de pareja completa y justo veo lo contrario pobreza falta de ingresos deudas y abandono. Entonces quién es el que elige qué ver si conscientemente le digo y exijo a mi percepcion que vea riqueza y se manifiesta otra cosa. ¿No será acaso que UCDM es solo digamos ver las cosas con sentido deportivo o positivo cuando la realidad se está manifestando cruel aún para ustedes que leen y se han iluminado o perdonado el error a través de UCDM? Me refiero que igual les va mal si acaso que ven las cosas de forma positiva solamente pero les siguen sucediendo por ejemplo una vida con carencias. No te ofendas no es mi intención, agradecería me leas y me pueda ayudar con esta dudas no se nada de esto. Gracias

Respuesta: Hola. No te preocupes, no me ofende que alguien pregunte, aunque responderé solo matizando unos pocos aspectos del asunto:

1) Los posts de este blog solo tienen sentido en el marco de la enseñanza de UCDM (el mundo es un sueño, nuestros verdaderos deseos son generalmente inconscientes, etc).

2) UCDM está en las antípodas del "pensamiento positivo". El Curso es dado a descripciones bastante críticas del mundo, considerándolo una dolorosa pesadilla oscura y cruel de la que lo único útil que podemos hacer es aceptar poco a poco despertar.

3) Tu pregunta sobre "quién es el que elige qué ver" es clave. Desde el punto de vista del Curso, el que elige no es el "yo" del que solemos ser conscientes, sino que tenemos un deseo oculto en nuestra mente inconsciente el cual hemos reprimido para no cambiarlo, pero el Curso nos enseña a volvernos poco a poco conscientes de esta dinámica inconsciente, y con el paso de los años ir eliminando la parte de nuestra mente que elige el sufrimiento, reforzando así la parte de nuestra mente que elige el despertar. Por otro lado, cuando el Curso habla de "ver" no se refiere a la visión física de los sucesos del mundo, sino a nuestra interpretación de ello.

4) UCDM es un camino largo, que requiere años de estudio y práctica; es un camino de por vida en el que vamos entrenando nuestra mente a ir aceptando el despertar. El logro de la iluminación (el despertar total) puede ocurrir en esta misma vida, pero eso es raro y lo frecuente es que en una sola vida uno no consiga deshacer todas sus creencias inconscientes. Lo que sí es frecuente al practicar las ideas del Curso es el empezar a sentirnos más en paz, sean cuales sean las circunstancias a las que parezca empujarnos nuestra mente inconsciente.

5) Este comentario que hago no puede responder de manera completa a tus inquietudes. Explicarlo bien es largo. UCDM es un modo de abordar esto. Hay también libros que aclaran de manera más breve, sobre el significado del Curso. Puedes encontrar información en los libros mencionados en la bibliografía sobre UCDM posteada en este blog:


http://hablemosdeucdm.blogspot.com/2013/02/bibliografia-relacionada-con-ucdm.html

También puedes encontrar información en los diversos posts de este blog (hay una especie de índice de algunos de los temas). O para dudas puntuales, se comentaron diversas cuestiones sobre UCDM en esta sección del foro Concordia y Plenitud:

http://concordiayplenitud.foroactivo.com/f3-un-curso-de-milagros

Yo solo soy un aficionado que, cuando tiene tiempo y ganas, comenta sobre este tema. Pero para un estudio más profundo de esto hay libros muy informativos a los que podemos recurrir.

Saludos


BOND007: Aprecio mucho el tiempo para una respuesta que me aclara muchas dudas. Solo seré un poco insolente sobre el punto 3 acerca del deseo inconsciente. ¿Podria esto ser tratado mediante hipnosis para acortar tiempo? gracias.

Respuesta: La hipnosis no llega a la parte más profunda de la mente ontológica, que es la parte inconsciente que se necesita cambiar. UCDM dice que su método acorta tiempo. De hecho, dice que el tiempo es ilusorio y todo se podría lograr en un simple instante. Aunque pocos lo logran tan rápido, debido a nuestra enorme resistencia insconsciente (principalmente el miedo inconsciente a dejar de ser "yo"), la cual UCDM nos ayuda a deshacer. Saludos

Fuente original del diálogohttps://hablemosdeucdm.blogspot.com/2017/06/vemos-lo-que-queremos-ver.html?showComment=1562543831787#c836439606001937111

☼☼☼

Caso 2

BOND007: Buenas tardes. gracias por lo que compartes. ¿Crees que si el.mundo es mental y realmente todo sucede dentro y no fuera? No creo que sea del todo así. Te pongo de ejemplo el azar. Podrías comprar un boleto de lotería y estas sujeto a la ley de probabilidades, no puedes ni influir ni inferir el resultado. Entonces no todo surge desde el interior. Estamos regidos por leyes.

Respuesta: El mundo es mental, es un sueño dentro de la mente. Pero esa mente que lo sueña (que tampoco es verdaderamente real) no es la mente individual. La mente ontológica que sueña el mundo es la que imagina tanto el mundo, como las ilusorias (soñadas) leyes como la gravedad, las probabilidades, etc, también sueña los cuerpos y las formas (desde átomos a universos, pasando por cerebros, etc), y a lo Real solo se llega cuando se despierta de esa mente soñadora.

Es un tema largo como para comentarlo aquí. Traté de resumirlo en los dos primeros temas del índice de temas:


T-0: ¿Qué es la no-dualidad?: https://hablemosdeucdm.blogspot.com/2017/02/que-es-la-no-dualidad.html

T-1: El mito de las 4 divisiones de la mente: https://hablemosdeucdm.blogspot.com/2017/02/el-mito-de-las-4-divisiones-de-la-mente.html

Esos dos posts se complementan y en el segundo, tras la cuarta división de la mente según ese mito explicatorio, es cuando por fin aparece lo que nosotros llamamos "mundo", con sus aparentes leyes.

Sin leer esos dos posts como base es probable que se malinterpreten muchos de los posts de mis blogs. En esos dos posts hay un resumen de lo básico, a partir de lo cual viene todo lo demás.

Saludos


Fuente original de los comentarios copiados: https://jugandoalegremente.blogspot.com/2019/01/que-diferencia-hay-entre-decir-que-el.html?showComment=1563410573115#c3938507758898660368

☼☼☼

Caso 3

BOND007: pero, si estamos en un sueño luego entonces cualquier cosa será percepcion pues se esta en el terreno de las ilusiones. Seria engaño entonces porque se esta en el sueño.

Respuesta: En el sueño todo es percepción. La percepción es ilusoria y por lo tanto no es la Realidad-Una. Cuando conocemos la Realidad-Una, el mundo y la percepción desaparecen.

Puesto que mientras seguimos soñando estamos percibiendo, el Curso se concentra en el ámbito de la percepción. Nos enseña a pasar de la percepción errónea a la percepción verdadera. El Curso enseña que ambas percepciones son ilusorias, pero la percepción errónea nos ata al sueño de la percepción, mientras que la percepción verdadera nos conduce a despertar: finalmente la percepción verdadera también se disolverá y lo único que quedará es el conocimiento de la Realidad-Una.

La percepción errónea es un engaño (autoengaño realmente, aunque inconsciente en gran parte). La percepción verdadera es también ilusoria, pero el Curso no la llama engaño porque es la única ilusión que nos permite despertar y desvanecer todas las ilusiones, incluida ella misma.

Como dice el dicho popular, "un clavo saca otro clavo, pero al final ambos clavos se desechan". La percepción verdadera es el clavo útil que nos sirve para eliminar el clavo doloroso de la percepción errónea, pero una vez que la percepción verdadera haya funcionado, ya no habrá necesidad de ella, por lo que también desaparecerá. Ambos "clavos" finalmente se han desvanecido, dejándose el sitio libre para el puro conocimiento, la Realidad-Una más allá de toda percepción, que es nuestra verdadera Naturaleza y nuestro Ser.


Fuente original: https://hablemosdeucdm.blogspot.com/2018/10/percepcion-correcta-conocimiento.html?showComment=1564010973767#c5376319122156068526

☼☼☼

Caso 4

(Ejemplo donde no me sumerjo en el tema propuesto, por ser potencialmente demasiado extenso, aunque puede que en el foro sí me hubiese animado a ser un poco más explícito en vez de poner solamente las referencias previamente posteadas)

BOND007: Hola. Gracias por tus escritos. El universo fue fabricado por el ego, cuando eres consciente que nada afuera existe a través del espíritu santo, ¿puede acaso este último operar en el mundo de las formas (realidad ilusoria) cuando esta es territorio del ego, una fabricación del el?

Respuesta: Hola BOND007. En los comentarios de los blogs no suelo responder a cuestiones largas. No obstante, puedes encontrar múltiples comentarios sobre diversas cuestiones y dudas sobre el Curso en el índice de temas:

https://hablemosdeucdm.blogspot.com/p/blog-page.html

Ahí hay un montón de preguntas, respuestas, dudas y temas. Si alguna duda no la ves comentada en esos links, el lugar donde puedes expresarlas es el foro que abrí para este tipo de asuntos:

Foro Concordia y Plenitud:


http://concordiayplenitud.foroactivo.com/

Ahí respondí bastantes preguntas cuando en su día las hubo. No me comprometo a responder siempre, porque soy un mero aficionado y solo comento cuando me viene algo que decir a lo que alguien pregunta, pero es más probable que si me surge algo que decir y dispongo de suficiente tiempo libre, lo diga ahí, al contrario que en los comentarios de mis blogs, donde callo más de lo que hablo.

Por otro lado, las dudas más típicas puede que las encuentres ya comentadas en el link que puse más arriba, el índice de temas ("Temas y respuestas").

Saludos y gracias por pasar por aquí :-)


Fuente original: https://hablemosdeucdm.blogspot.com/2014/07/rumi-ucdm-y-el-amor.html?showComment=1563411198072#c5643832433356466409

☼☼☼

Caso 5

BOND007: Que belleza haber encontrado este espacio que escribes. Entiendo la magia como un intento de cambiar la realidad ilusoria enfocada en una aparente causa externa en vez de lo que hace UCDM corrigiendo la percepcion desde el interior. ¿No es acaso esta una contradicción? Me refiero que acaso la magia existe o funciona si esta enfocada en el exterior que en todo caso no existiría o sería pérdida de tiempo? me confunde un poco porque por lo que se ve todo trabajo debe ser al interior de la mente, en todo caso la magia no existiría. Gracias por leerme y su respuesta.

Respuesta: Para diversas aclaraciones sobre el tema, puedes echar un vistazo al índice de temas:

https://hablemosdeucdm.blogspot.com/p/blog-page.html

Ahí, debajo del índice numérico encontrarás el índice temático, cuyos temas aparecen en orden alfabético. Bajando hasta la letra "m", verás que uno de los apartados es "Magia", con una serie de links donde hemos tratado ese tema.

Por ejemplo, el primero de esos links conduce al tema T-210, titulado "Lidiar con las fobias" y que aborda el tema de la magia:


http://hablemosdeucdm.blogspot.com/2016/10/lidiar-con-las-fobias.html

En la sección "Magia" hay otros links comentando dudas sobre la "magia" planteadas en el foro Concordia y Plenitud. Es probable que la lectura de esos comentarios amplíe tu perspectiva sobre el tema. Saludos

Fuente original: https://hablemosdeucdm.blogspot.com/2018/11/david-hoffmeister-tienes-completo.html?showComment=1562692774265#c5349909377553425918

☼☼☼

Puesto que James Bond tiene licencia para matar, tenemos permiso del agente 007 para matar aquí este post jejeje...

viernes, 19 de julio de 2019

BIDI canalizado - Julio 2019

Si hay alguien interesado en leer algunas de las enseñanzas del Curso expresadas en un lenguaje diferente, puede sondear una canalización que he posteado en uno de mis blogs, donde se canaliza a Nisargadatta Maharaj (gurú hindú que vivió entre 1897 y 1981) y que expresa a su modo algunas de las ideas del Curso, como que se trata de cambiar de mentalidad y no de cambiar cosas en el mundo, el tema de que nosotros mismos hemos escrito nuestro guión en el sueño, algunos asuntos prácticos, etc.

El canalizador es Jean Luc Ayoun, de quien noté hace años que si bien sus múltiples entidades canalizadas son inspiradoras, hay algunas con más elementos de dualidad que otras, pero especialmente siempre ha habido una, llamada BIDI (Nisargadatta Maharaj canalizado), que resonaba profundamente con el mensaje de Un curso de milagros. Visto así, para quien le guste sondear las ideas pero expresadas en lenguajes distintos, las comunicaciones de BIDI pueden jugar un papel útil en el caso de algunos buscadores.

En esta ocasión he posteado la canalización de BIDI en este blog:

https://ondamistica.blogspot.com/2019/07/bidi-julio-2019-canalizacion.html

Tal como dice el Curso:

Este manual está dedicado a una enseñanza especial, y dirigido a aquellos maestros que enseñan una forma particular del curso universal. Existen muchas otras formas, todas con el mismo desenlace. Su propósito es simplemente ahorrar tiempo. (M.1.4.1-3)

BIDI bien pudiera ser otra de las maneras en que se está llevando a las conciencias el Curso Universal.

Saludos

viernes, 28 de junio de 2019

(T-14.VII.7) Matices en la traducción

Este párrafo del Texto aparece en la edición actual así (las mayúsculas de palabras del principio se refieren al Espíritu Santo):

Uniéndote a Su manera de ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Por tu cuenta no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que ninguna cosa que ves significa nada por sí sola. Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble, sino de la dulce fusión de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La única visión que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

Algunos puntos se podrían traducir de algún otro modo que reflejen mejor algunos matices para que resalten del mismo modo que en la versión original en inglés. Unas ligeras modificaciones en la traducción es lo que vamos a sugerir más abajo. La traducción actual es también válida porque refleja otros matices también válidos y complementarios. Primero comentemos un poco las partes que he señalado en negrita, que son las partes donde ocurren estos matices de traducción:

El párrafo en general se centra en nuestra necesidad de unirnos al Espíritu Santo, en vez de seguir tratando de percibir por nuestra cuenta, solos (apartados del Espíritu Santo), en cuyo caso estamos percibiendo con el ego y por lo tanto conservando la oscuridad en nuestra mente.

En la segunda frase, "Por tu cuenta" lo expresaremos como "Solo" (sin el Espíritu Santo), siguiendo exactamente lo que pone en inglés («alone»).

En la cuarta frase, de nuevo en inglés dice «alone», que aquí se tradujo como referido a ver las cosas solas o "por sí solas", aunque se refiere de nuevo al mensaje central de todo el párrafo: a que cuando uno ve cualquier cosa "solo" (cuando uno mira solo, apartado del Espíritu Santo), eso que ve no puede significar nada.

En la 7ª frase no se capta bien el significado del inglés «single vision», que se tradujo como «única visión», pero se refiere a la visión simple o unificada ("única", significando unitaria) que tenemos al mirar unidos al Espíritu Santo y así renunciando al modo de ver del ego. Esta «visión unificada» o «visión unitaria» o «visión simple» se contrapone a la «visión doble» mencionada en la frase 5. La visión doble se refiere a ver con el ego (podemos relacionar lo de doble de dos modos: o considerando que el ego lo ve todo de manera dual, al basarse en comparaciones y opuestos, o bien considerando que cuando escuchamos al ego, nuestra mente está dividida entre la mentalidad recta y la mentalidad errada, por lo que al tener dos sistemas de pensamiento distintos, el de oscuridad del ego y el de luz del Espíritu Santo firmemente separados uno del otro, la visión que proviene de esa duplicidad de sistemas de pensamiento es una visión doble, por eso vamos haciendo zig-zag entre la percepción errónea del ego y la percepción verdadera del Espíritu Santo. Si dejamos de mantener separados estos dos sistemas de pensamiento, la luz del Espíritu Santo disuelve la oscuridad del ego y entonces solamente brilla un solo sistema de pensamiento, por lo que la visión que surge de esa unidad (un solo sistema de pensamiento, el del perdón) es una visión simple, unitaria o unificada.

Ken Wapnick explica algunos de estos matices en su libro «El final de nuestra huida del Amor». 

Teniendo todo esto en cuenta, aquí tenemos una posible traducción alternativa:

Uniéndote a Él para ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Solo no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que todo lo que ves no significa nada solo. Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble, sino de la dulce fusión de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La visión unitaria que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

A continuación, repetimos la misma traducción añadiendo unos breves comentarios entre las frases de la cita, aludiendo a los temas que acabo de explicar más arriba:

Uniéndote a Él para ver es como aprendes a compartir con Él la interpretación de la percepción que conduce al conocimiento. Solo ((separado del Espíritu Santo)) no puedes ver. Compartir la percepción con Aquel que Dios te ha dado te enseña a reconocer lo que ves. Es el reconocimiento de que todo lo que ves no significa nada solo ((no significa nada estando solo, es decir, viendo por tu cuenta o separado del Espíritu Santo)). Ver con Él te mostrará que todo significado, incluyendo el tuyo, no procede de una visión doble ((visión dual, como hemos explicado más arriba, porque se mantienen dos sistemas de pensamiento irreconciliables entre sí, uno de luz —que reprimimos— y el otro de oscuridad, siendo además uno de ellos, el de oscuridad del ego, doble en otro sentido más: se basa en comparaciones y opuestos y refuerza la dualidad)), sino de la dulce fusión ((la expresión «gentle fusing» puede igualmente traducirse por otros sinónimos como «serena fusión», «amable fusión», «suave fusión», «agradable fusión», etc)) de todas las cosas en un solo significado, una sola emoción y un solo propósito. Dios tiene un solo Propósito, y lo comparte contigo. La visión unitaria ((unitaria porque procede de un solo sistema de pensamiento, el de luz/perdón, en vez de la visión doble que conservaba dos sistemas de pensamiento, uno de ellos reprimido)) que el Espíritu Santo te ofrece brindará esta unicidad a tu mente con una claridad y una luminosidad tan intensas que por nada del mundo dejarías de aceptar lo que Dios quiere que tengas. Contempla tu voluntad, y acepta que es la Suya, y que todo Su Amor es tuyo. ¡Que todo honor se te rinda a ti a través del Espíritu Santo, y, a través de Él, a Dios! (T-14.VII.7)

Finalmente, dejamos una copia de la cita original en inglés:

Joining with Him in seeing is the way in which you learn to share with Him the interpretation of perception that leads to knowledge. You cannot see alone. Sharing perception with Him Whom God has given you teaches you how to recognize what you see. It is the recognition that nothing you see means anything alone. Seeing with Him will show you that all meaning, including yours, comes not from double vision, but from the gentle fusing of everything into one meaning, one emotion and one purpose. God has one Purpose which He shares with you. The single vision which the Holy Spirit offers you will bring this oneness to your mind with clarity and brightness so intense you could not wish, for all the world, not to accept what God would have you have. Behold your will, accepting it as His, with all His Love as yours. All honor to you through Him, and through Him unto God. (T-14.VII.7)

☼☼☼

miércoles, 5 de junio de 2019

Relajación

Una manera de encontrar la relajación es simplemente usando nuestra mente, mediante la ecuanimidad. En este contexto, la ecuanimidad consiste en no dar a ninguna cosa más importancia que a cualquier otra, es decir, mirarlo todo como igualmente inocuo por ser igualmente ilusorio. Eso es lo que quiere decir el Curso cuando dice:

     Haz que este año sea diferente al hacer que todo sea lo mismo. (T.15.XI.10.11)

En el Libro de ejercicios el Curso procura estimularnos para entrenar nuestra ecuanimidad en un ámbito más concreto, por ejemplo con respecto a lo que vemos:

     Trata de seguir un ritmo tal, que el lento pasar de tu mirada de una cosa a otra sea a intervalos de tiempo bastante similares. (...) Lo que veas no importa. Te enseñas esto a medida que le prestas la misma atención y le dedicas el mismo tiempo a cualquier cosa sobre la que tu mirada se pose. Éste es uno de los pasos iniciales en el proceso de aprender a conferirles a todas las cosas el mismo valor. (L.12.2.3,5-7)

El Curso ofrece la misma idea con respecto a los pensamientos mundanos que lleguen a nuestra conciencia; todos son iguales, ninguno es más importante o más digno de nuestra atención que los otros (o que las cosas que vemos), pues todos ellos son ilusorios:

     No te detengas en ninguno en particular, sino trata de mantener un ritmo uniforme y calmado, sin ningún marcado interés por tu parte. (L.31.3.4)

Cuanta más conciencia vamos tomando de que en realidad no existe una jerarquía de ilusiones, más despierta nuestra ecuanimidad y se abre el camino a la relajante paz.

miércoles, 29 de mayo de 2019

David Hoffmeister sobre la causa y el efecto

En el siguiente vídeo, en 9 minutos David Hoffmeister toca un tema fundamental en Un curso de milagros, un tema cuya comprensión facilita el que mejoremos en nuestra práctica del perdón-no-dual, acelerando el proceso de despertar de la dualidad.

Link del vídeo en youtube: https://www.youtube.com/watch?v=OY4bQmM91ZM

(Vídeo subtitulado en español; los subtítulos pueden activarse en el botón correspondiente si no están activados de antemano)

☼☼☼